La colegiala no quiere suspender el exámen